Agregar como página favorita
Tu correo electrónico:
 
¿Conocés el "carpooling" (compartir el auto para ir al trabajo o viajar)?

Ver resultados

Ver más

Regalos ecológicos, la nueva tendencia

 
Página 1 de 2
Fecha de última actualización:21/11/2016
Hacer un regalo ecológico no sólo implica elegir prendas, productos tecnológicos o juguetes sustentables, sino también incorporar cierto tipo de hábitos eco amigables.

La preocupación por la ecología ha llegado a todos los ámbitos de la vida cotidiana, desde la arquitectura hasta la alimentación ya tienen sus versiones ecológicas,  y a la hora de los festejos, los regalos eco amigables son una muy buena opción en un planeta que reclama cuidados urgentes. Pero antes de comprar un objeto ecológico, hay que tener en cuenta que así como existen pautas para que un alimento sea catalogado de “orgánico”, existen condiciones para que un objeto sea realmente ecológico, y que hay maneras de comprar ecológicamente más allá del producto en sí.

Un pantalón, una remera, un juguete o cualquier otro objeto es sustentable si fue producido en armonía con el medio ambiente, es decir, bajo ciertos cuidados que tienen que ver con minimizar la contaminación y con respetar los recursos naturales así como también, los recursos humanos. No basta con que un objeto tenga, por ejemplo, papel reciclado, si detrás de su elaboración hay trabajo en negro, uso de productos tóxicos y contaminación.

Hoy en día es posible encontrar, sobre todo en prendas y electrodomésticos, etiquetas que certifican su carácter de ecológicos, sin embargo, en otro tipo de objetos es muy difícil de comprobar a simple vista este valor agregado. Por eso, a la hora de comprar un regalo, hay que poner la cabeza en “verde” y tener en cuenta ciertos aspectos.

En principio es importante preguntarse si lo que uno va a comprar es realmente necesario y cuál sería el impacto ambiental de ese regalo. Por otro lado, elegir productos de elaboración artesanal y local, porque esto permite conocer las condiciones bajo las que fueron producidos y minimiza el impacto del traslado o importación de productos.

Dentro de estas opciones locales, las plantas autóctonas que favorecen el ciclo natural de una región atrayendo aves y otras especies nativas, son un buen “eco regalo”. Pero si el homenajeado no entiende nada de plantas y es, por ejemplo, aficionado a la tecnología, elegir entre productos de mayor eficiencia energética, es decir que gasten poca electricidad, y que prescindan de pilas, también es ecológico.

Para los amantes de la buena comida, encontrarse con una canasta o un linda caja de madera pintada mano, con productos orgánicos como frutas de estación, especias y hasta un buen vino, siempre será un regalo más que bienvenido.  

Comentar No tiene comentarios.
¿Pensás en la ecología a la hora de regalar?

Ver resultados

Ver más


Tap