Agregar como página favorita
Tu correo electrónico:

Blog's

  • Sexualidad Hoy El tamaño del pene, es importante?

    por Lic. Diana Resnicoff


  • Foros

    Amor, fidelidad y sexo, palabras sueltas que van de la mano en las relaciones amorosas. ¿Qué pensás al respecto?.

    Participar
     
    ¿Cómo conociste a tu pareja?

    Ver resultados

    Ver más

    Nuevo Código Civil: ¿divorcio exprés? No tanto

     
    Página 1 de 3
    Fecha de última actualización:23/01/2017
    El pedido de divorcio ahora es incausado, esto significa que para divorciarse basta sólo con la voluntad de uno o ambos cónyuges y que nadie está obligado a revelar la intimidad familiar frente a una autoridad pública, si lo que pretende es sólo obtener la disolución del matrimonio. ¿Qué más establece el nuevo Código?

    El nuevo Código Civil y Comercial argentino -que entró en vigencia el 1° de Agosto de 2015- introduce importantes modificaciones relativas al divorcio, empezando por la eliminación del vocablo “vincular” en consonancia con la derogación de la “separación personal” de escasa aplicación práctica, y regula una única figura para la disolución del vínculo matrimonial: el divorcio.

    El divorcio está precedido por una compleja red de sentimientos e interacciones que se suceden a lo largo del tiempo, partiendo desde el momento en que se contempla por primera vez la posibilidad de separarse, pasando por intentos fallidos de reconciliación, hasta llegar a la decisión definitiva que culmina con la presentación de la demanda judicial. Normalmente, antes de acudir a los tribunales ya se ha producido el “divorcio emocional” en uno o ambos miembros de la pareja.

    El alto nivel de daño psíquico en los hijos, y en los mismos cónyuges provocados por los juicios largos, causado o contencioso ha conducido a derogar la figura del divorcio fundada en la noción de "culpa" e “inocencia”.

    Desde un punto vista sistémico donde la causalidad no es lineal y las relaciones humanas son el resultado de complejas interacciones de causalidad circular es difícil -cuando no imposible- señalar un “culpable” y un “inocente” como así lo determinaba la legislación anterior, más bien ambos son culpables y ambos son inocentes en el camino a la ruptura.

    El pedido de divorcio ahora es incausado, esto significa que para divorciarse basta sólo con la voluntad de uno o ambos cónyuges y que nadie está obligado a revelar la intimidad familiar frente a una autoridad pública, si lo que pretende es sólo obtener la disolución del matrimonio.

    Así mismo, se elimina el plazo de tres años desde la separación para solicitar el divorcio y se flexibiliza el proceso suprimiéndose varias de sus reglas, entre otras: las facultades judiciales de conciliación y la doble audiencia en un plazo de tiempo determinado. Esta postura legislativa se funda en la necesidad de evitar intromisiones estatales irrazonables en el ámbito de intimidad de los cónyuges.

    De esta manera, el matrimonio se celebra y se sostiene por la voluntad coincidente de los contrayentes y, cuando la voluntad de uno de ellos o de ambos desaparece, el matrimonio no tiene razón de continuar.

    El respeto por la libertad y autonomía del ser humano y su proyecto de vida impone evitar la obligación de forzar a una persona a continuar en un matrimonio que ya no se desea. No importa cómo se llegó al divorcio, sino cuáles son las consecuencias objetivas que el divorcio provoca.

    Comentar No tiene comentarios.
    Si te divorciaste, ¿cuánto tiempo creés que te llevó el proceso de duelo?

    Ver resultados

    Ver más


    Tap