Agregar como página favorita
Tu correo electrónico:

Blog's

  • Blog de Nutrición Consejos para empezar una dieta

    por Lic. Lucia Giudici


  • Foros

    Contanos tu experiencia en relación a las dietas, cuáles son tus secretos para mantenerte en forma y cómo lográs bajar de peso saludablemente.

    Participar
     
    ¿Qué estrategias utilizás para bajar de peso?

    Ver resultados

    Ver más

    Los hábitos para una alimentación saludable

     
    Página 2 de 2
    Fecha de última actualización:26/06/2017
    Los hábitos para una alimentación saludable
    Un hábito es un modo especial de proceder adquirido por repetición. Qué comemos, dónde lo comemos, cuánto comemos, de qué forma y con quiénes comemos son preguntas cuyas respuestas trazan el perfil de nuestros hábitos alimentarios.

    De qué forma comemos


    ¿Apurados, mirando TV, en el trabajo sobre la computadora, haciendo otra cosa a la vez? ¿Tragando entero y sin masticar, devorando como si ésa fuera la última comida de la vida o tranquilos, masticando por lo menos 20 veces cada bocado, apoyando los cubiertos en el plato entre bocado y bocado?

    Esto es fundamental: el proceso de la digestión comienza en la boca y es importante que al tragar los alimentos se los haya triturado (masticado) y ensalivado bien para que pueda hacerse una buena digestión. “Tragar entero” puede provocar malas digestiones, acidez, pesadez, etc. Otra cuestión fundamental es que
    el cerebro tarda 20 minutos en registrar la sensación de saciedad, entonces, si en 15 minutos y a toda velocidad uno se atiborra de comida, cuando el cerebro se da cuenta, ya se comió demasiado. Comiendo despacio se percibe la señal de saciedad y se puede detener la ingesta.


    Con quiénes


    Comer en familia es fundamental y hay que tratar de compartir la mayor cantidad de comidas posibles. Desayunar juntos, es una manera de comenzar el día conectados, repasar las “agendas” de cada uno y hablar brevemente de eso. Si bien el apuro a la mañana seguramente no da lugar para una gran charla, pone sobre la mesa temas que pueden ser retomados después, cuando se percibe que hay interés o necesidad de hablar de algo en particular.

    La cena, de ser posible también compartida, conviene que sea con el televisor apagado, justamente para conectarse y entablar un diálogo.

    En el trabajo, tratar de evitar compartir la comida con personas que no pueden “cortar” y siguen hablando de trabajo en la pausa del almuerzo.

    También conviene evitar a la gente negativa que critica todo y todo el tiempo, que ve siempre el vaso medio vacío… elegir con quiénes compartir las comidas para que sean más agradables, seguramente también beneficiará la digestión…

    Comentar No tiene comentarios.

    Tap