Agregar como página favorita
Tu correo electrónico:

Blog's

  • Blog de Nutrición El mundo del pan y las galletitas

    por Lic. Lucia Giudici


  • Foros

    Contanos tu experiencia en relación a las dietas, cuáles son tus secretos para mantenerte en forma y cómo lográs bajar de peso saludablemente.

    Participar
     
    ¿Qué estrategias utilizás para bajar de peso?

    Ver resultados

    Ver más

    Los hábitos para una alimentación saludable

     
    Página 1 de 2
    Fecha de última actualización:26/06/2017
    Los hábitos para una alimentación saludable
    Un hábito es un modo especial de proceder adquirido por repetición. Qué comemos, dónde lo comemos, cuánto comemos, de qué forma y con quiénes comemos son preguntas cuyas respuestas trazan el perfil de nuestros hábitos alimentarios.

    Aunque habitualmente uno no toma conciencia de los hábitos alimenticios, es interesante ponerles un poco de atención para ver si se está yendo por un buen camino… y si se generan en la familia hábitos que apunten a la salud.


    Qué comemos:


    ¿La alimentación es variada y balanceada o hay exceso de grasas, dulces o, incluso, carne? ¿Se incluyen las cinco porciones recomendadas de frutas y verduras al día? No es más que comer tres frutas a lo largo del día y una porción de verduras crudas o cocidas en cada comida. Otro detalle a tener en cuenta es la importancia de que por lo menos una de las porciones de vegetales del día sea cruda: una ensalada, por ejemplo.

    • Todos los días, sí o sí, hay que hacer cuatro comidas.
    • En el desayuno y la merienda, incluir leche o yogur, cereales integrales y fruta.
    • En el almuerzo: carnes magras rojas o blancas (rojas no más de tres veces por semana), verduras, aceite 1 cucharadita de café por persona (e incluir semillas y aceitunas) y fruta.
    • En la cena, cambiar la carne por cereales o legumbres y repetir el resto
    • Si hay hambre entre comidas, como colación: fruta o yogures


    Cuánto comemos

    ¿Se come demasiada cantidad? No repetir el plato y servir la comida en platos de postre son algunos hábitos que no están destinados solo a quienes necesitan bajar de peso, pueden ser una norma para todos, ya que ser moderados en la comida es mucho más saludable que excederse. Algunos trucos,
    como comprar en la calle un alfajor en lugar de un paquete de galletitas que muchas veces uno termina comiéndolo entero, ayuda a controlar las porciones.

    Otras ideas que van en este sentido: elegir restaurantes de comida a la carta en lugar de “tenedores libres”, cocinar lo justo, no llevar la fuente a la mesa y nunca instar a los chicos a “terminar el plato”. Tienen que aprender desde chicos a registrar y respetar la sensación de saciedad: si quieren dejar un raviol, perfecto.


    Dónde lo comemos


    Parados, a las corridas, o simplemente por estar solos y para no tener que poner la mesa se suele “picar algo”. Hay que sentarse y darse el tiempo y el espacio para comer; porque al comer parado uno no digiere bien y además, pareciera  como “que no comió” y probablemente tenga ganas de volver a comer enseguida.

    Comentar No tiene comentarios.

    Tap