Agregar como página favorita
Tu correo electrónico:
 
¿Sos una persona muy autoexigente?

Ver resultados

Ver más

Las familias ensambladas tienen su lugar en el Código Civil

 
Página 1 de 4
Fecha de última actualización:16/01/2017
Las familias ensambladas tienen su lugar en el Código Civil
Por primera vez en la Argentina, las familias ensambladas tienen un lugar en el nuevo Código Civil que establece derechos y obligaciones para quien convive con su pareja y los hijos de esta.

Por primera vez en la Argentina, las familias ensambladas -“tuyos, míos y nuestros” – tienen un lugar en el nuevo Código Civil que entró en vigencia el 1° de agosto de 2015.

El Código Civil establece denominaciones, derechos y obligaciones para quien convive con su pareja y los hijos de ésta, tanto en las uniones matrimoniales como en las uniones convivenciales (uniones de hecho).

Pero esto no es todo; en base al principio igualitario introducido con la ley 26.618 (art. 42) permite la construcción de una familia ensamblada a partir de una pareja homosexual con hijos de una relación anterior de uno o ambos integrantes de la misma.
 
Si bien la función de los padres es clara para todo el mundo, no sucede lo mismo con el rol del esposo/a del progenitor que luego de su separación o divorcio se vuelve a casar o a convivir en pareja.

Una segunda oportunidad para la vida en común suena atractiva, aunque quienes acceden a ella se devanan en dilucidar hasta dónde llega su responsabilidad en el cuidado de los hijos de su pareja y hasta dónde pueden ejercer su autoridad.

El nuevo esposo de la madre o la nueva esposa del padre no atinan a si deben comportarse como “un padre/madre”, “un amigo/a” o “un adulto de sostén”. Tampoco los terceros saben bien cómo actuar, por ejemplo, las autoridades del colegio dudan en solicitar la presencia del cónyuge o pareja de la madre, aun cuando el progenitor tenga una ausencia manifiesta. Desde ya, todo esto obstaculiza el desenvolvimiento fluido de las nuevas relaciones, en un comienzo difíciles por sí mismas; son vacíos que el nuevo Código pretende llenar.
 
Más allá de las controversias que ha suscitado, cabe señalar que el nuevo Código se funda en los lineamientos de tratados internacionales que tienen rango constitucional en nuestro país.

Por Ej., la Corte Interamericana de Derechos Humanos afirma: “El concepto de vida familiar no está reducido únicamente al matrimonio y debe abarcar otros lazos familiares de hecho donde las partes tienen vida en común por fuera del matrimonio". De esto se desprende que, en el plano jurídico, las relaciones familiares hoy se contemplan más en el terreno de la afectividad que en el de los lazos biológicos o adoptivos, o en el de una regulación legal única.

Esta decisión no es caprichosa, si observamos un poco más allá de los límites que establece la definición tradicional de familia, veremos que el nuevo Código Civil ha introducido normas que buscan cooperar para que estas familias, existentes de hecho en nuestra sociedad, lleven a cabo adecuadamente su función de cuidado y educación de los niños que viven en el hogar y de este modo, hacer efectiva la protección de la infancia y adolescencia proclamada en la Convención sobre los Derechos del Niño. 

 

Comentar No tiene comentarios.
¿Los temas de dinero fueron un problema en tu familia ensamblada?

Ver resultados

Ver más


Tap