Agregar como página favorita
Tu correo electrónico:

Foros

Preservativo, píldora, DIU, diafragma. ¿Probaste distintos métodos? ¿Qué anticonceptivo te resulta más efectivo y cómodo? ¿Cuál es el que prefiere tu pareja? Compartí con otras mujeres tu experiencia.

Participar
 
¿Has intentado dejar de fumar?

Ver resultados

Ver más

La adicción a las drogas

 
Página 1 de 2
Fecha de última actualización:20/02/2017
La adicción a las drogas
El uso de sustancias que alteran el estado de ánimo y son potencialmente adictivas puede conducir a la drogadicción, una enfermedad que conlleva graves riesgos para la salud de las personas que la padecen y para su relación con el entorno.

Las sustancias que pueden producir distintos niveles de adicción son muchas: el café, el té, el mate, la hoja de coca que se suele mascar en Bolivia, los edulcorantes, los somníferos, las pastillas para adelgazar, las gotas para la nariz, la comida, etc.

Por eso se llama “droga” a los alucinógenos, barbitúricos y, en general, a todas las sustancias estupefacientes o tóxicas que sean capaces de producir adicción. Además de las drogas ilegales, existen muchos psicofármacos y sustancias legales como el cigarrillo, las bebidas alcohólicas o los pegamentos que pueden ser usados como drogas.

Las drogas ilícitas –o ilegales- son aquellas sustancias cuyo consumo está prohibido y penado por la ley, como la cocaína, el opio, la marihuana, la heroína, la pasta base de cocaína –también conocida como PACO-, el éxtasis, etc.

La compulsión a consumir una sustancia, la dependencia física y psicológica que provoca, la tolerancia cada vez mayor hacia ella -lo que lleva a la persona a necesitar cada vez más cantidad y cada vez con mayor frecuencia para producir el mismo efecto- y el síndrome de abstinencia que se produce si se deja de consumir y decae la cantidad de droga a la que el cuerpo está acostumbrado, son algunas de las características de la drogadicción.

Hoy en día se sabe que no todas las personas tienen la misma posibilidad de convertirse en adictos y que existen factores psicológicos, genéticos, sociales y culturales que inciden en esto, por eso no todas las personas que prueban drogas se transforman en drogadictos.

En un primer momento, el acercamiento a la droga es experimental y se realiza, generalmente, por curiosidad y por influencia del entorno –por ejemplo, un grupo de amigos que consume e incita a otro a probar-. Una vez que la persona conoce el efecto que le causa esa sustancia, puede empezar a consumirla de manera aislada, en situaciones específicas –fiestas, bailes, etc.-. En un tercer momento el consumo adquiere continuidad y luego se pasa a la dependencia, cuando la droga se necesita imperiosamente.

Cuando la droga se instala en la vida de una persona, comienza a causar graves efectos en su salud –de hecho, puede llevar a la muerte por sobredosis o, más a largo plazo, por los daños que va produciendo en el cuerpo- y afectar tan profundamente su vida de relación que el drogadicto puede llegar a robar para conseguir droga, puede perder su trabajo y puede aislarse de su familia y amigos para centrarse en el entorno con el que comparte la adicción.

Comentar No tiene comentarios.
¿Qué harías si descubrieras que un amigo o un familiar se droga?

Ver resultados

Ver más


Tap