Agregar como página favorita
Tu correo electrónico:

Foros

Preservativo, píldora, DIU, diafragma. ¿Probaste distintos métodos? ¿Qué anticonceptivo te resulta más efectivo y cómodo? ¿Cuál es el que prefiere tu pareja? Compartí con otras mujeres tu experiencia.

Participar
 
¿Has intentado dejar de fumar?

Ver resultados

Ver más

El tampón ecológico o copa menstrual

 
Fecha de última actualización:03/04/2017
El tampón ecológico o copa menstrual
Un método que puede ser otra alternativa para “esos días” y que a diferencia del tampón o la toallita descartable, se puede reutilizar.

La copa menstrual, que llegó a la Argentina desde el viejo continente, data de los años 30 y resurge a partir de su carácter ecológico, ya que es un método sustentable que a diferencia de las toallitas o el tampón, se puede reutilizar.

Pero, ¿de qué se trata este método? La copa menstrual es una silicona suave, flexible e hipoalergénica en forma de copa, pensada para adaptarse a la vagina y para ser reutilizada en cada periodo, con una vida útil de diez años.


¿Cómo se usa?

Si bien al principio puede resultar extraña o tal vez se requiera de cierta práctica para usarla, una vez que se aprende a colocarla, resulta cómoda e imperceptible. Además, no deja ningún tipo de residuos evitando de esta manera el desequilibrio en la flora vaginal.

Aprovechando su flexibilidad, hay que doblarla a la mitad e introducirla en la vagina donde retoma su forma de copa para contener el flujo menstrual. A diferencia del tampón, la copa no absorbe el flujo sino que lo contiene en su interior.

Esta copita debe ser retirada y lavada cada cuatro u ocho horas, dependiendo del nivel de flujo. Una vez que está limpia se introduce nuevamente en la vagina hasta la próxima higiene.

Dependiendo la marca, hay distintos tamaños disponibles en base a características de la mujer: edad, cantidad de flujo, si tuvo o no partos vaginales, etc.


Para tener en cuenta

Al igual que los tampones, para colocar o retirar la copa menstrual es importante tener las manos limpias, y a diferencia de estos, va colocada más abajo, en la entrada de la vagina y no cerca del cuello del útero, donde suelen ir los tampones.

Para retirarla, cuenta con un tubito en su base que queda cerca de la entrada de la vagina cuando se la coloca. Otro detalle es que cuenta con marcas milimetradas como para saber la cantidad de flujo menstrual, y además supera la capacidad de contención de líquido de los métodos convencionales.

Es un método práctico y cómodo si se realizan deportes o actividad física y resulta económico y ecológico en comparación con las toallitas o tampones, teniendo en cuenta que no sólo se puede reutilizar sino que además evita la producción de más desperdicios.

Para aquellas mujeres que sufren irritaciones o molestias a nivel valvular por el uso de toallitas o tampones, la copa menstrual puede ser una solución.

Comentar No tiene comentarios.
¿Probarías la copa menstrual como protector femenino?

Ver resultados

Ver más


Tap