Agregar como página favorita
Tu correo electrónico:
 
¿Sos una persona muy autoexigente?

Ver resultados

Ver más

El poder del pensamiento positivo

 
Página 1 de 3
Fecha de última actualización:13/02/2017
El poder del pensamiento positivo
Nuestros pensamientos y creencias son, en cierta manera, los “anteojos” con los que percibimos e interpretamos los hechos de la realidad. Esto significa que si cambiamos nuestra manera de ver las cosas, de interpretarlas, la vida puede cambiar.

Entre un acontecimiento y las respuestas que emitimos frente a este, existen siempre pensamientos que median. Es por eso que ante una misma situación, hay interpretaciones distintas.

Es decir que un mismo hecho puede ser visto por una persona de manera positiva y por otra de manera negativa, lo que determinará la actitud que tomará cada cual ante una misma situación.

Las mujeres debemos estar más atentas a esto porque tenemos una mayor predisposición a pensar de manera negativa debido a distintos motivos, como por ejemplo una mayor emotividad, cambios hormonales (producto del síndrome pre menstrual, de la menopausia, etc.) y otros factores ambientales y sociales.


¿En qué consiste el poder del pensamiento?

Los  pensamientos tienen el “poder” de influir sobre el estado del ánimo y las conductas de las personas con o sin la presencia de un hecho externo, porque pueden activar diferentes emociones como la alegría, la ira y el miedo.

En este sentido, una situación en apariencia positiva puede serlo o no, según la interpretación que cada uno le  da a ese hecho que efectivamente está sucediendo. Es decir, lo que cada uno se dice a sí mismo va a determinar cómo uno se va a sentir y el modo en que va a actuar frente a ese hecho. De esta manera, no son necesariamente las situaciones externas las que nos hacen sentir bien o mal, sino lo que pensamos acerca de las mismas.


¿Cuáles son los factores que predisponen a una persona a pensar negativa o positiva? 

Existen diferentes causas que intervienen en la forma de pensar de las personas:

  • La predisposición biológica: la carga genética de nuestros padres nos va a predisponer en la manera de pensar.
  • Los aprendizajes: a través del aprendizaje por observación o por imitación una persona copia conductas y estilos de pensamientos. 
  • El sistema de creencias y pensamientos: son aquellos en base a los que las personas interpretan los hechos de la realidad. No son los hechos del exterior los que nos perturban, sino la manera en que los interpretamos de acuerdo a nuestros pensamientos.

También hay distintos tipos de pensamientos que pueden calificarse como “negativos”, y que muchas personas experimentan en el día a día:

Comentar No tiene comentarios.
¿Qué te generan los pensamientos negativos?

Ver resultados

Ver más


Tap