Agregar como página favorita
Tu correo electrónico:
 
¿Sos una persona muy autoexigente?

Ver resultados

Ver más

Cuando la soledad no es una elección

 
Página 1 de 2
Fecha de última actualización:20/06/2017
¿Qué hay detrás de la soledad no planeada, no elegida? ¿Cómo revertirla?

En términos psicológicos, la soledad está definida como la ausencia, real o percibida, de relaciones sociales satisfactorias, que viene acompañada de síntomas como ansiedad, depresión, insomnio, abuso de drogas y alcoholismo. Y no se trata únicamente de la soledad física, palpable, porque hay muchas mujeres y muchos hombres que se sienten solos aunque no lo estén. Claro que la situación es diferente cuando uno elige estar solo, una experiencia que puede resultar maravillosa.

Desde 1980, la soledad comenzó a ser un tema de investigación motivado por la creación de escalas de medición, entre las que se destaca la Escala de Soledad UCLA, creada por Rusell ese mismo año. Ahora, se considera que la soledad puede llegar a ser un problema clínico, que requiere de una terapia específica. Diferentes investigaciones han estudiado amplios grupos poblacionales concluyendo que la soledad es uno de los posibles factores que causan otros desórdenes mentales como depresión, suicidio y enfermedades cardiovasculares.

Una investigación realizada en Dinamarca en 2007, basada en la historia clínica de 138.000 pacientes, señalaba que las personas que viven sin compañía tienen el doble de posibilidades de sufrir problemas cardíacos, que quienes viven con alguien más. Recientemente, otro estudio, realizado en una universidad de los Estados Unidos, indicó que estar solo duplica el riesgo de padecer mal de Alzheimer.

Sin embargo, el problema de la soledad fue siempre muy negado como trastorno, tal vez porque quienes lo sufren no siempre admiten que puede ser la raíz de otros males. Por eso, resulta fundamental que el terapeuta realice un correcto diagnóstico, con el fin de determinar si en realidad existe tal trastorno. Son muchas las personas que se auto-definen como "solas" sin estarlo en realidad.

Por supuesto que hay personas más propensas a sufrir de soledad: no tienen alguien que los atienda y que necesite de su amor; no tienen una persona cariñosa de quien depender y que los desee físicamente. Son personas que no tienen la oportunidad de expresar sentimientos íntimos a otra persona (como dar caricias, abrazar o ser abrazado, escuchar o ser escuchado); que no poseen un grupo de amigos con los que sentirse parte ni conocidos con quienes compartir valores e intereses. Generalmente, son personas sin confianza en los amigos íntimos ni intimidad física en forma regular. Una persona puede ser solitaria también por las dificultades que tiene para iniciar una relación, o para profundizarlas.

Comentar No tiene comentarios.

Tap