Agregar como página favorita
Tu correo electrónico:

Foros

Preservativo, píldora, DIU, diafragma. ¿Probaste distintos métodos? ¿Qué anticonceptivo te resulta más efectivo y cómodo? ¿Cuál es el que prefiere tu pareja? Compartí con otras mujeres tu experiencia.

Participar
 
¿Has intentado dejar de fumar?

Ver resultados

Ver más

La importancia de una sociedad vacunada

 
Página 1 de 3
Fecha de última actualización:06/02/2018
La importancia de una sociedad vacunada
Un video muestra qué es la inmunización colectiva y algunos mitos sobre las vacunas

La aparición de gran cantidad de casos de sarampión en Estados Unidos, un país donde dicha enfermedad está erradicada, reflotó la discusión sobre vacunar o no vacunar a los chicos, un tema que movimientos activistas antivacunas han puesto en duda.

Por cuestiones religiosas, por miedos en relación a la peligrosidad de las vacunas o por razones personales, hay padres que deciden no vacunar a sus hijos. ¿Cómo influye esto en el resto de la sociedad? ¿Es necesario seguir vacunando cuando la enfermedad fue erradicada? ¿Qué pasa cuando dejamos de vacunar a nuestros hijos?

En su charla TED, la Dra. Romina Libster, médica pediatra, responde estas dudas y explica qué es la inmunización colectiva:

 

 

Mitos sobre la vacunación


Siguiendo con esta línea, la Organización Mundial de la Salud comparte algunos de los mitos alrededor de la vacunación, y las realidades.

Mito 1: Las mejores condiciones de higiene y saneamiento harán desaparecer las enfermedades; las vacunas no son necesarias. FALSO
Hecho 1: Las enfermedades contra las que podemos vacunar volverían a aparecer si se interrumpieran los programas de vacunación. Si bien la mejor higiene, el lavado de las manos y el agua potable contribuyen a proteger a las personas contra enfermedades infecciosas, muchas infecciones se pueden propagar independientemente de la higiene que mantengamos. Si las personas no estuvieran vacunadas, algunas enfermedades que se han vuelto poco comunes, tales como la poliomielitis y el sarampión, reaparecerían rápidamente

Mito 2: Las vacunas conllevan algunos efectos secundarios nocivos y de largo plazo que aún no se conocen. Más aún, la vacunación puede ser mortal. FALSO
Hecho 2: Las vacunas son muy seguras. La mayoría de las reacciones vacunales son generalmente leves y temporales, por ejemplo, un brazo dolorido o febrícula. Los trastornos de salud graves, que son extremadamente raros, son objeto de seguimiento e investigación. Es más probable padecer un trastorno grave por una enfermedad prevenible mediante vacunación que por una vacuna. Por ejemplo, en el caso de la poliomielitis, la enfermedad puede provocar parálisis; el sarampión puede causar encefalitis y ceguera, y algunas enfermedades prevenibles mediante vacunación pueden ser incluso mortales. Aunque un solo caso de trastorno grave o defunción por vacunas ya es demasiado, los beneficios de la vacunación compensan con creces el riesgo, dado que sin las vacunas se producirían muchos más trastornos y defunciones.

Mito 3: La vacuna combinada contra la difteria, el tétanos y la tos ferina, así como la vacuna antipoliomielítica, pueden provocar el síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS). FALSO
Hecho 3: No existe una relación causal entre la administración de las vacunas y la muerte súbita del lactante, a pesar de que esas vacunas se administran en un período en el que el recién nacido puede sufrir el SIDS. En otras palabras, las defunciones por SIDS son casualmente coincidentes con la vacunación y hubieran ocurrido aunque no se hubiesen administrado las vacunas. Es importante recordar que esas cuatro enfermedades pueden ser mortales, y que el recién nacido no vacunado contra ellas corre graves riesgos de defunción y discapacidad grave.

Comentar No tiene comentarios.
¿Vacunás a tu hijo o por distintas razones preferís no hacerlo?

Ver resultados

Ver más


Tap