Agregar como página favorita
Tu correo electrónico:
 
¿Conocés el "carpooling" (compartir el auto para ir al trabajo o viajar)?

Ver resultados

Ver más

Actitud ecológica

 
Página 1 de 3
Fecha de última actualización:13/06/2016
Actitud ecológica
Es posible contribuir en el cuidado del planeta cambiando algunos hábitos que no solemos ver como nocivos pero que sin embargo lo son y mucho. Pequeñas acciones pueden ayudar a revertir grandes problemas para el medio ambiente.

Si bien es cierto que lo ideal sería vivir en una casa, barrio, ciudad y país con conciencia ecológica, saber identificar los hábitos cotidianos que resultan contraproducentes para el planeta no deja de ser un buen comienzo.

Tanto dentro como fuera del hogar es posible convertirse en una persona “ecológicamente responsable” con sólo cambiar algunas costumbres.

Por ejemplo, preguntarse si realmente vale la pena utilizar el auto para ir a trabajar o para otro fin, puede ayudar. Porque en el caso de que el destino quede a pocas cuadras, caminar, además de ser una opción saludable, es ecológico. También lo es compartir el auto con otros compañeros de trabajo u optar por la bicicleta o el transporte público para moverse, limitando lo más posible el uso del automóvil.

También hay otras maneras de “pensar y actuar en verde” en el hogar, el trabajo y durante las compras:

En casa

  • Utilizar lámparas de bajo consumo, que significan un ahorro de energía de hasta un 70 por ciento en comparación con las bombitas comunes.
  • Pintar las paredes de los ambientes con colores claros ayuda a aprovechar al máximo la iluminación natural. Un consejo extra: usar pinturas al agua (látex) en lugar de pinturas al óleo o aceite, porque la pintura de látex libera menos vapores nocivos durante el secado.
  • La televisión, el microondas, los equipos de audio, el DVD y las computadoras que estén en stand by siguen consumiendo energía, lo mismo ocurre con el cargador del celular que mientras está enchufado sigue consumiendo. Por eso, lo mejor es desconectar estos aparatos cuando se dejan de usar y siempre apagar las luces de los ambientes en los que no haya nadie. 
  • A la hora de limpiar el hogar, optar por productos biodegradables y hacer un uso conciente del agua.
  • Usar el lavarropas con carga completa y agua fría para el lavado. Evitar meter al cesto de ropa sucia lo que realmente no lo está.
  • Mantener en buen estado los electrodomésticos para que funcionen correctamente. Esto ayudará no sólo a ahorrar energía sino también a ahorrar dinero.
  • Para oxigenar y perfumar el hogar naturalmente lo mejor es optar por plantas de interior y evitar todo tipo de desodorantes en aerosol o productos artificiales. Para tener en cuenta: existen especies de plantas de interior, llamadas descontaminantes, que tienen la capacidad de purificar el ambiente.
  • Al comprar una heladera, freezer, lámpara o equipo de aire acondicionado, conviene elegir los de Categoría A, de acuerdo a su etiqueta de eficiencia energética (equipos de categoría G, que es la más baja,  pueden llegar a consumir tres veces más que los de categoría A).
  • No comprar agua en botellas si la de la canilla es saludable para beber. En caso de que sea muy necesario, comprar agua y/ o bebidas en botellas que sean retornables o en botellones, para reducir lo más posible el consumo de plásticos que terminan en la basura.


En el trabajo

Comentar No tiene comentarios.

Tap