Agregar como página favorita
Tu correo electrónico:

Foros

Preservativo, píldora, DIU, diafragma. ¿Probaste distintos métodos? ¿Qué anticonceptivo te resulta más efectivo y cómodo? ¿Cuál es el que prefiere tu pareja? Compartí con otras mujeres tu experiencia.

Participar
 
¿Has intentado dejar de fumar?

Ver resultados

Ver más

¿Sufrís el Síndrome de Estrés Post Vacacional?

 
Página 1 de 2
Fecha de última actualización:15/05/2017
¿Sufrís el Síndrome de Estrés Post Vacacional?
Conocé las características y la forma de evitar este malestar que suele aparecer cuando hacemos las valijas para dejar el destino de veraneo y volver a casa.

Los últimos días de las vacaciones y/o los primeros al volver a la rutina laboral suelen ser difíciles y, de hecho, muy parecidos a un día domingo: pueden aparecer sentimientos de tristeza y angustia por la etapa de descanso que se termina y por lo que significa volver al ruedo en el trabajo y en las ocupaciones cotidianas. Y esto sucede tan frecuentemente que ya recibe, informalmente, el nombre de “Síndrome de Estrés Post Vacacional” (SEPV).


En vacaciones, nadie extraña el despertador


A la “no rutina” de las vacaciones es fácil acostumbrarse: levantarse y acostarse  a la hora que uno lo desea, resolver la comida sin que haga falta mucha anticipación –y, por lo general, con permisos más amplios a la hora de elegir el menú-, no estar pendientes del celular, los mails, la plancha, el lavarropas y las compras; vivir en malla y ojotas, disfrutar del tiempo libre… Por eso, cuando hay que volver a calzarse los tacos y poner pie en la oficina, es lógico sentir el cimbronazo.

Además, si uno sabe que al regresar hay que pagar una montaña de cuentas o que espera una decisión importante a nivel laboral o de pareja, pueden aparecer algunos (o todos) los síntomas del SEPV: melancolía, tristeza, desgano, angustia, dolores de cabeza, insomnio, etc.

Y si al final de las vacaciones se le suma un regreso a casa en avión desde un destino lejano, a todos los síntomas hay que sumarle los propios del “jet lag”: el desequilibrio que produce la diferencia entre el reloj interno que controla las horas de sueño y vigilia con respecto al nuevo horario que se establece al llegar a destino después de muchas horas en el aire. Esto puede producir un gran cansancio, vómitos, diarrea, dolor de cabeza, dificultad para conciliar el sueño y pensar con claridad, etc.

El cuerpo habla de alguna manera, con lo cual hay que estar alertas porque si volver a trabajar genera un cuadro con síntomas muy exacerbados puede haber un ingrediente que va más allá del hecho de terminar las vacaciones y lo más recomendable es hacer una consulta con un profesional para recibir orientación.

Comentar No tiene comentarios.
Vacaciones: ¿Cuándo preferís volver de un viaje de descanso?

Ver resultados

Ver más


Tap