Agregar como página favorita
Tu correo electrónico:

Foros

Preservativo, píldora, DIU, diafragma. ¿Probaste distintos métodos? ¿Qué anticonceptivo te resulta más efectivo y cómodo? ¿Cuál es el que prefiere tu pareja? Compartí con otras mujeres tu experiencia.

Participar
 
¿Has intentado dejar de fumar?

Ver resultados

Ver más

¿Qué es la Retinosis Pigmentaria?

 
Fecha de última actualización:24/04/2017
Se trata de una enfermedad degenerativa de la retina que produce una importante disminución de la agudeza visual y, en muchos casos, ceguera. Puede ser hereditaria o no y uno de sus síntomas es la dificultad para ver de noche o en sitios oscuros.

Aunque su nombre no suene con frecuencia, la Retinosis –o Retinitis- Pigmentaria (RP) es una de las enfermedades más comunes que afectan a los ojos y supone la cuarta causa de ceguera en Occidente.

Esta enfermedad degenerativa afecta a las células fotorreceptoras de la información del color denominadas “conos” y a los “bastones” que reciben la información monocromática. Los conos son prolongaciones de las células de la retina -hay rojos, verdes y azules-, de los bastones solo hay un tipo. Como los conos son los que codifican la información color necesitan de mucha cantidad de luz para accionarse, en cambio los bastones pueden codificar información con poca intensidad lumínica. Es por esto que los bastones son los encargados de la visión nocturna mientras que los conos funcionan a pleno durante el día o en condiciones de luminosidad intensa. Y son justamente a estas prolongaciones de las células las que  destruye progresivamente la retinitis pigmentaria llegando a provocar la ceguera.

Los síntomas más frecuentes de la RP son la “ceguera nocturna” o la dificultad para ver en condiciones de escasa luminosidad, la pérdida progresiva del campo visual –se va perdiendo la visión periférica y se pasa a una visión llamada “de túnel” que obliga a girar la cabeza para ver lo que antes entraba en la visión periférica- y el deslumbramiento en condiciones de mucha intensidad lumínica –como un día de sol-, por lo que se requieren lentes oscuros especiales.

Muchas veces la RP se asocia con las cataratas, que pueden ser operadas y corregidas, aunque la RP sigue estando presente, ya que no tiene cura ni existen, hasta el momento, métodos para evitar su desarrollo.

La RP puede aparecer de pronto en una persona sin antecedentes familiares o puede ser hereditaria. En este último caso, aunque la enfermedad está presente desde el nacimiento, muy rara vez se manifiesta antes de la adolescencia.

Comentar No tiene comentarios.
¿Cada cuánto hacés una visita de control al oftalmólogo?

Ver resultados

Ver más


Tap