Agregar como página favorita
Tu correo electrónico:

Foros

Flujo vaginal, infección urinaria, hongos, trastornos de menstruación, Papanicolau, colposcopia, ecografía transvaginal. ¿Dudas? ¿Consejos? Compartí con otras mujeres todas tus experiencias en relación a esta temática.

Participar
 
¿Has intentado dejar de fumar?

Ver resultados

Ver más

¿Qué es la ortorexia nerviosa?

 
Página 1 de 2
Fecha de última actualización:30/01/2017
Comer sano es importante, pero cuando este interés se transforma en una obsesión, se puede desarrollar una patología poco conocida y de nombre extraño que afecta seriamente la calidad de vida de quienes la sufren así como de las personas que conviven con ellos.

Asegurarse de que las milanesas sean de soja, que no sean transgénicas y que no tengan conservantes puede ser un comportamiento que, en personas con tendencia a desarrollar conductas obsesivas, pase sutilmente el límite entre lo normal y lo patológico hasta convertirse en una verdadera enfermedad.

Esta patología fue estudiada por un médico estadounidense, el doctor Steven Bratman, quien la definió como la obsesión por la comida sana, ya sea orgánica o vegetal, que lleva a las víctimas a consumir exclusivamente alimentos precedentes de la agricultura ecológica desprovistos de todo tipo de conservantes, componentes transgénicos, colorantes, sustancias artificiales, pesticidas o herbicidas. Esta enfermedad muchas veces se caracteriza por el rechazo al consumo de carnes, de grasas y de algunos alimentos con principios nutritivos que no son reemplazados correctamente.

Es claro que preocuparse por la calidad de los alimentos que se ingieren y que se adquieren para el consumo de la familia no es negativo, pero se transforma en un problema cuando el tema de los alimentos sanos ocupa el pensamiento de una persona de manera prevalente, cuando no puede ir a comer a un restaurante sin exigirle al mozo que le detalle hasta el último componente del plato que quiere pedir y cuando esta obsesión empieza a limitar sus actividades sociales (por ejemplo salidas o encuentros en casas de amigos).

Muchos ortoréxicos se alimentan exclusivamente de frutas y alimentos crudos y si cocinan, eligen recipientes de cerámica o madera para preparar las verduras que deben cortarse de una manera determinada. Están obsesionados por la figura corporal, tienen temor a la comida tratada con productos artificiales y piensan que estos alimentos pueden llevar a la muerte. La comida se transforma, así, en el centro de su pensamiento y de su vida.

La palabra “ortorexia” deriva del griego orthos que significa “correcto o justo” y orexis “apetito” y los individuos muy estrictos, controlados, extremistas y exigentes son los que tienen más riesgo de padecerla.

Los adolescentes y quienes se dedican a deportes tales como el atletismo, culturismo y otros, son los que tienen más probabilidades de sufrir ortorexia y, además, son grupos muy vulnerables porque son especialmente sensibles a la falta de principios nutritivos adecuados por su edad. Cuando los enfermos no cumplen con sus rituales o consumen algún alimento que escapa a las estrictas normas que tratan de respetar, tienen sentimiento de culpa y se someten a dietas restrictivas y ayunos.

Comentar No tiene comentarios.
¿Cuándo creés que la preocupación por las comidas llega a convertirse en una enfermedad?

Ver resultados

Ver más


Tap