La limpieza de Cutis

Se trata de un procedimiento para mejorar el aspecto de la piel, hidratarla, suprimir las células muertas y retirar comedones.

Puede efectuarse en el hogar o bien en un gabinete si se desean resultados profesionales.

La limpieza de la piel del semblante debe efectuarse todos y cada uno de los días, de exactamente la misma forma que el baño diario mantiene limpia la piel del cuerpo: la crema de limpieza retira el maquillaje y/o la suciedad que se acumula a lo largo del día y después se pone una crema hidratante, nutritiva o bien la que sea adecuada al tipo de piel.

Estos pasos deberían efectuarse por la mañana al levantarse y a la noche ya antes de acostarse, usando productos de buena calidad y recomendados por un dermatólogo que haya determinado qué género de piel tenemos y cuáles son sus necesidades.

Pero una limpieza facial hecha por un profesional en un gabinete puede ofrecer resultados mucho más interesantes, pues las glándulas sebáceas producen sebo, que sumado a la suciedad del ambiente, muchas veces provoca la aparición de los molestos “puntos negros” que, si se inflaman, se transforman en granos.

Pero estos han de ser extraídos por un profesional para eludir el riesgo de provocar infecciones que podrían derivar, incluso, en cicatrices.

Por eso, el mismo dermatólogo de cabecera que nos indicó las cremas para usar a diario nos puede apuntar con qué frecuencia debemos realizar una limpieza de cutis con un profesional, qué procedimientos debe efectuar y hasta puede aconsejarnos una cosmetóloga de confianza.

Por lo general, el médico indica productos singulares para emplear unos diez días ya antes de la limpieza de cutis, que servirán para que esta sea lo más eficaz posible.

El tratamiento en gabinete tiene una duración aproximada de una hora y, si está bien hecho, trabaja la piel del semblante, cuello y escote.

Empieza con un pulido y después se procede a la aplicación de diferentes cremas que retiran las capas más superficiales de células y ablandan los puntos negros a fin de facilitar su extracción, que se realiza manualmente.

Después se trabaja la piel con preparados asépticos y descongestionantes y se realizan masajes de drenaje linfático para desinflamar. Finalmente se procede a la nutrición, para alimentar la piel con diferentes máscaras de vitaminas y colágeno.

Con el masaje se combate la flaccidez y se favorece la absorción de los productos. Hay que preguntar con la cosmetóloga cuánto tiempo recomienda pasar sin maquillaje después de efectuada la limpieza facial.

La frecuencia con la que va a deber efectuarse la limpieza en gabinete va a depender de la indicación del dermatólogo, quien tendrá presente el tipo de piel –seca, grasa o mixta- y la problemática específica, si es que la hubiere –acné, rosácea, etcétera-.

Algunos profesionales incorporan a la sesión de limpieza facial otros elementos de las terapias opciones alternativas como aromaterapia o reflexología –en la cara y/o en los pies-.

Para no promover la aparición de puntos negros y sostener los resultados de la limpieza facial el mayor tiempo posible es esencial respetar la rutina diaria de limpieza en casa, no hacer actividad física con maquillaje y llevar una dieta equilibrada sin excesos de grasa o frituras que pudieron favorecer la aparición de comedones.

Related posts

Uñas esculpidas: ¿Qué opciones hay?

universomujer.com

Leave a Comment