¿Qué es la danzaterapia?

La música y el baile son, desde tiempos inmemoriales, fuente de placer y de alegría. Y hoy, en pleno Siglo veintiuno, la danza se concibe como terapia cuando deja recobrar la capacidad y el lenguaje más primitivo del ser humano: el del cuerpo.

La danzaterapia se basa en la estimulación mediante la danza de las posibilidades expresivas del ser y los pilares esenciales de las personas que son la voz, el ritmo y el movimiento.

A través de un lenguaje no verbal se busca rescatar los talentos en las personas. Todos somos seres creativos desde el instante en que nacemos, pero esta capacidad se va perdiendo en la vida cotidiana por el nivel de estrés en el que se vive.

Las mujeres, en particular, realizan muchísimas actividades y eso coopera a que la desconexión con el cuerpo y con la emoción sea cada día mayor.

Y cuando, para vencer el sedentarismo, se elige una actividad física, generalmente se llega al gimnasio, a las clases de musculación y a las de aerobics en las que todos realizan exactamente los mismos movimientos ordenados y donde se busca “descargar”. Sin embargo, Sonia López mantiene que el beneficio no viene sólo con la descarga sino más bien con el fortalecimiento del ser, la seguridad y la autoestima.

De este modo, con ropa cómoda y ganas de vivenciar diferentes sensaciones a nivel anatómico, comienza una clase de danzaterapia, en la que se trabaja desde lo creativo, no desde el estereotipo y se brindan herramientas para que, en el conjunto, cada uno encuentre su forma de danzar.

Las ventajas de la danzaterapia son enormes, pues salvar el primer lenguaje del ser humano, el corporal, es excelente para hacer desaparecer los dolores del cuerpo y del ánima. Además, esta actividad no tiene contraindicaciones pues es libre y cada uno de ellos hace lo que puede y halla su límite personal.

La danzaterapia es conveniente para todas y cada una de las personas, en todas y cada una de las etapas de su vida. Con los pequeños –desde los 3 años- se busca rescatar la espontaneidad natural y estimularlos y acompañarlos en un buen crecer. El día de hoy los niños tienen cada vez menos juegos de movimiento, de ahí que confirmamos el derecho del pequeño a jugar en un espacio de expresión y comunicación donde el cuerpo en ocasiones afirma cosas que la palabra no logra.

Los adolescentes y los jóvenes, que deben admitir un nuevo cuerpo, con todos y cada uno de los cambios que esto implica aun a nivel anímico, los adultos y los adultos mayores –de quienes se rescata la sabiduría en una etapa más pasiva a nivel físico mas muy activa a nivel interno-, asimismo tienen un sitio en la danzaterapia.

A lo largo de la clase –que dura una hora- se recorren diferentes géneros musicales por el hecho de que cada uno de ellos estimula áreas diferentes en las personas y se trabaja sobre la base de consignas, pensando, por poner un ejemplo, en la fuerza que nos da el mar y en la calma que tiene el mar tras una tormenta.

En el momento del cierre se hace hincapié en la improvisación personal, pues lo más importante es lo que uno se lleva a nivel emoción y sensación, la premisa esencial de la danzaterapia es progresar la calidad de vida, porque cuando no se moviliza el lenguaje primitivo, que es el del cuerpo, se comienzan a alojar enfermedades en él.

Asesoró: Fundación Sonia López
Danza Creativa y Danzaterapia

Related posts

¿Qué es y para qué sirve el método Pilates?

universomujer.com

Leave a Comment