Agregar como página favorita
Tu correo electrónico:

Foros

El maltrato físico no es la única manera de ejercer la violencia sobre una persona, los insultos y palabras hirientes son también actos violentos que afectan tanto o más que los golpes. ¿Cómo actuar ante una pareja violenta? ¿Se puede evitar esta situación? ¿Hay alguna forma de ayudar a mujeres que...

Participar
 
¿Qué hacés con tu mascota cuando no podés llevarla de vacaciones?

Ver resultados

Ver más

    Lic. en Psicología Clínica y Especialista en Sexología Clínica....

El arte de amar: Posiciones para hacer el amor

 
Página 1 de 2
Fecha de última actualización:26/04/2011

El tema “posiciones para hacer el amor” despierta mucha curiosidad. De hecho muchos manuales de técnicas sexuales nos han hecho creer que existen docenas y hasta centenares de posiciones y variaciones diferentes para realizar el coito.

Según se afirma en el Kama Sutra - manual hindú escrito hace 2.000 años que explica cómo debe desarrollarse el juego sexual - existen miles de formas de hacer el coito. La única limitación que plantea esta filosofía oriental se encuentra en la imaginación de los amantes y en la destreza física de sus cuerpos.

En Occidente, la posición más común utilizada por parejas heterosexuales es aquélla en la que el varón se coloca encima de la mujer para penetrarla. Los antropólogos han intentado encontrar una explicación a esta práctica, vinculándola al hecho de que el humano es el único animal que camina erguido. De hecho, sólo él hace uso de esta posición: casi todos los mamíferos (primates incluidos), reptiles y aves, realizan el coito posterior.

Las diversas posturas y juegos sexuales son variantes del juego generado en el encuentro sexual, realizadas en función del placer mutuo y compartido, con la mayor libertad e intensidad posibles. Experimentarlas vuelve a la actividad sexual más interesante y evita así que sea monótona y aburrida. Igualmente importante resulta el hecho de que algunas son más placenteras para un compañero que para el otro, siendo de gran importancia que se tomen en cuenta las preferencias de ambos.

Además, las posiciones preferidas pueden verse alteradas de tiempo en tiempo dependiendo ésto, en mayor o menor medida, de la experiencia sexual, la salud, el peso, los meses de embarazo, el tamaño de los genitales y las diferencias corporales en general.

Pero la mayoría de las parejas realizan su experimentación sexual durante los primeros años de convivencia y luego se armonizan utilizando una o dos posiciones que los haga sentir mejor y más cómodos.

En nuestra sociedad, la posición más común para realizar el acto sexual es la llamada posición del “misionero”: cara a cara con el hombre encima. En esta posición, la mujer habitualmente esta relajada y el hombre posee la iniciativa, situación primordial en nuestra  cultura. Es una posición excelente para la impregnación, ya que la mujer puede mantener sus rodillas elevadas, después de la eyaculación de su cónyuge, aumentando las oportunidades de que los espermatozoides penetren al útero.

Pero para muchas mujeres presenta desventajas. Los movimientos y la participación activa de la mujer pueden estar demasiado restringidos; la penetración puede ser demasiado profunda. Puede ser incomoda para una mujer con un compañero obeso,  pudiendo llega a ser bastante acrobática para parejas seniles o corpulentas.

Comentar No tiene comentarios.
Tap