Agregar como página favorita
Tu correo electrónico:

Blog's

  • Sexualidad Hoy El tamaño del pene, es importante?

    por Lic. Diana Resnicoff


  • Foros

    Hacerse las lolas, operarse la nariz, someterse a una liposucción, son algunas de las cirugías estéticas más frecuentes. ¿Estás pensando en pasar por el cirujano? ¿Ya te realizaste una cirugía? ¿Cuáles son tus dudas o consejos para otras mujeres?

    Participar
     
    ¿Sos una persona muy autoexigente?

    Ver resultados

    Ver más

    Primeriza en la (no tan) dulce espera

    Soy periodista, editora de Planeta Mamá y, casualmente -o no tanto-, ¡estoy embarazada! Las invito a leer mis vivencias como futura mamá y a compartir las suyas, esperando que se sientan tan acompañadas como yo por ustedes.

      06-06-2014
       

      Lejos de los logros profesionales y de las dificultades típicas de un día laboral, estos primeros meses de mi bebé me gratifican con pequeños grandes logros cotidianos -de esos que llevan a dar profundos suspiros de alivio-, entre los que podría enumerar:

      06-06-2014
       

      Alzalo a tu manera
      Hamacalo a tu manera
      Hablale a tu manera
      Cantale a tu manera
      Ayudalo a dormir a tu manera
      Abrazalo a tu manera
      Cuidalo a tu manera

      Porque confío en tus valores y en tu hermosa forma de querer y sé que somos el mejor equipo que podría haberle tocado. Por eso, y aunque a veces -muchas veces- quiera imponerte mi manera de hacer las cosas, no me hagas caso y seguí haciéndolo a tu manera, que así está bien... está muy bien.

      dia del padre
       

      ¡Feliz primer día del padre!

      10-03-2014
       

      A tres semanas de mi fecha probable de parto, creo que una de las cosas que aprendí con el embarazo es a amigarme con la incertidumbre. Con esa incertidumbre primera hasta el test positivo, con esa incertidumbre hasta verlo en la primera ecografía, chiquito, muy chiquito, latiendo vida, con esa incertidumbre mes a mes hasta la próxima ecografía, el próximo estudio, la próxima visita al obstetra, la panza, su primera patadita, su sexo, tamaño, salud… en fin, con esa incertidumbre tan inherente a la vida. Porque, al fin y al cabo, aunque la mayoría de las veces creamos -y queramos- vivir entre certezas, lo cierto es que nunca, NUNCA, sabremos con exactitud qué va a suceder la próxima hora, el próximo minuto, ni siquiera el próximo segundo.

      18-02-2014
       

      Fila del supermercado, caja prioridad embarazadas y discapacitados, 10 personas en la cola y yo, con mi panza de 6 meses, que empiezo a preguntar una por una a las mujeres de la fila si están embarazadas. Todas dicen que no, entonces me pongo adelante, esperando a que terminen de cobrarle a otra futura mamá. Hasta ahí, todo perfecto. Increíble (pensé yo) que nadie se quejara. En eso, empiezo a escuchar detrás mío que una de las mujeres, alzando la voz, le comentaba a su pareja en qué se había convertido tal actriz argentina durante el embarazo:  “Una ballena, quedó como una ballena”, decía, cada vez más alto, evidentemente para que las dos embarazadas de la cola escucháramos sus comentarios. “Yo no entiendo por qué se convierten en toneles con el embarazo”, seguía.

      15-10-2013
       

      No hay caso, respiro hondo, mantengo el aire, arqueo la espalda hacia atrás, pongo una mano en la cintura, cara de circunstancia, pero nada, no pasa nada, nadie me ofrece el asiento en el colectivo. Y no es que los otros pasajeros sean desconsiderados, irrespetuosos,  o “pareciera que los parió una vaca” (como una vez gritó un señor en el subte cuando a mi hermana, con una panza de 7 meses de embarazo, no le daban el asiento), no, no, es que a los 4 meses y medio mi panza no es “panza”, peor, es algo amorfo, como una especie de rollito hinchado que no es tal.

      Como me dijo una amiga, con esta panza lo más probable es que me ofrezcan un Activia, en vez de un asiento.

    Tap